Citología

¿Qué es la citología y para qué sirve?

La citología es un procedimiento sencillo que se realiza a las mujeres y consiste en tomar una pequeña muestra de tejido del cuello del útero para ser analizada en el laboratorio. Durante el procedimiento de raspa el cuello uterino y se recopilan células descamadas con el fin de detectar la presencia de células anormales o cancerosas. Este procedimiento demora solo unos minutos y no produce dolor. Es cierto que puede ser un poco incómodo debido a la intimidad del contexto y dependiendo de la sensibilidad de cada mujer puede causar alguna ligera molestia. El raspado del cuello del útero puede producir un pequeño sangrado que cesará rápidamente de forma espontánea. Por lo demás, la citología vaginal no supone ningún riesgo ni tiene contraindicación alguna.

La citología vaginal no requiere ninguna preparación especial por parte de la mujer, aunque sí se deben de tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • La mujer debe informar al médico de si en el momento de hacerse la citología está tomando medicamentos, especialmente anticonceptivos hormonales o quimioterápicos.
  • También deberá advertir al médico si sospecha que está embarazada.
  • Durante las 48 horas previas a la realización de la citología la mujer debe evitar las duchas vaginales, o mantener relaciones sexuales, tomar baños tumbada en la bañera y usar tampones. Igualmente deberá evitar usar óvulos, espermicidas y cremas vaginales en los 5 a 7 días previos a la prueba.
  • Si el día programado para la realización de la citología la mujer está con la menstruación, deberá advertirlo para que le aplacen la prueba, pues la muestra de células obtenida en esas circunstancias no sería válida.

La citología es fundamental para diagnosticar a tiempo anomalías en las células o paredes del cuello del útero. Con la citología se puede detectar el cáncer de cuello uterino en etapas tempranas, lo que permite realizar tratamiento oportuno. Además, es la forma más efectiva de detectar el Virus del Papiloma Humano (VPH), principal causante del Cáncer de Cuello Uterino (CCU).

Citología Vaginal

La muestra de tejido será evaluada bajo microscopio por un médico patólogo especializado quien determinará si hay alteraciones celulares no deseadas. Si los resultados de la citología son sospechosos el ginecólogo deberá realizar una serie de procedimientos adicionales para establecer un diagnóstico preciso y elegir el tratamiento adecuado. En estos casos, se pueden ordenar otras pruebas como Colposcopias, Biopsias, Prueba de VPH, entre otras.

En caso de resultados satisfactorios no debemos bajar la guardia. Todas las mujeres que ya han empezado a tener relaciones sexuales o todas aquellas mujeres mayores de 21 años, así no tengan relaciones sexuales penetrativas, deben hacerse la citología como mínimo una vez por año o con la frecuencia que su médico les indique.

Solicite una consulta ginecológica y siga las indicaciones de su ginecólogo para establecer los procedimientos necesarios y prevenir complicaciones en su salud.

Posted in Ginecología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *